Desde el trueque hasta Bitcoin, los humanos han construido sus sociedades a partir de la palabra y el dinero.

El dinero es un objeto, sea físico o digital, que es reconocido como valioso por un grupo determinado de personas, siendo aceptado de forma generalizada como medio de intercambio de productos o servicios. El dinero, en la actualidad, es la base de todo intercambio comercial por su facilidad de liquidación, su uso como unidad de cuenta y sus capacidades como reserva de valor. Bitcoin, en particular, se muestra como la última evolución del dinero de nuestros tiempos.

Cuando hablamos de dinero, lo primero que se nos viene a la mente son billetes y monedas emitidos por el banco central de un país. No obstante, existen múltiples formas de dinero. Por ejemplo, los lingotes de oro, las piedras preciosas, los cheques bancarios, los préstamos, los bonos financieros, las transferencias digitales y hasta las criptomonedas son otras formas de lo que conocemos como dinero.

Una de sus mayores vulnerabilidades es la necesidad de que la población tenga que confiar en los bancos centrales, así como en los representantes del Estado y de las entidades bancarias. Es decir, están a la merced de que una entidad corruptible pueda poner en peligro sus finanzas personales sin salvaguardarse.

Y es, en medio de este fallido contexto que empobrece a los ciudadanos, donde Bitcoin aparece como una respuesta para saldar las problemáticas actuales del dinero y devolver la autonomía monetaria a la población.  

Bitcoin es considerado una de las últimas versiones del dinero. Satoshi Nakamoto, el creador de esta  criptomoneda, señala en su libro blanco que el dinero fíat y electrónico tenían una gran vulnerabilidad: la necesidad de confianza en un tercero.

Los sistemas tradicionales funcionan con una entidad centralizada capaz de revertir transacciones fraudulentas. Pero, también, esta centralización expone a los usuarios a censura, bloqueo de transacciones y la posibilidad de manipulación de la contabilidad del dinero.

Bitcoin, al introducir un sistema persona a persona capaz de procesar transacciones y emitir monedas sin necesidad de una entidad centralizada, revoluciona la manera en que se ha pensado el dinero en los últimos años de la humanidad.

Abrir chat
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?
×